Llegó la hora de saltar a Xbox One y PS4

La nueva generación de consolas está por cumplir un año, y es verdad que no ha sido el mejor año posible para Xbox One o Playstation 4 sobre todo por la falta de juegos y por la decepción que han resultado ser algunos, como Watch Dogs o Titanfall que prometían una experiencia nueva y la verdad no han sido capaces de darnos algo nuevo.

Pero la buena salud que se refleja en buenas ventas tanto del PS4 como del Xbox One nos permiten asegurar que podemos esperar un futuro prometedor para esta generación, con la reducción de precio del Xbox One y la obligada reestructuración de Microsoft frente a Kinect que ha sido incapaz de ofrecer lo que promete, esta parece ser una fecha genial para brincar a la nueva generación si es que todavía no lo han hecho.

La mayor parte de títulos geniales que se mostraron durante el E3 y que se van a estrenar a partir de otoño de este año, se van a enfocar por completo en la nueva generación, vemos que juegos como Batman, Assassins Creed, the Witcher o the Division van a ser desarrollados exclusivamente para la nueva generación.

No, esto no quiere decir que tires a la basura tu PS3 o tu Xbox 360, todavía van a aparecer algunos buenos juegos como Destiny, pero sí es el momento de empezar a asimilar que su fin está cerca, y aunque los quieras conservar porque te han ofrecido grandes juegos y una experiencia inigualable la era de la nueva generación ha llegado.

Con el salto de generación de Nathan Drake y Master Chief podemos dar por finalizada una gran generación que recordaremos siempre por atreverse a dar el brinco al mundo online. Gracias PS3, Gracias Xbox 360. Bienvenidos ahora sí PS4 y Xbox One.